e-health

En las últimas décadas hemos sido testigos de cómo la tecnología está impactando de manera significativa en todos los aspectos de nuestras vidas. Sin duda, uno de los ámbitos en los que está teniendo un efecto revolucionario es el sector sanitario. La adopción y el desarrollo de soluciones tecnológicas en este campo, conocida como e-health, está brindando nuevas posibilidades y transformando la forma en que se suministran y se accede a los servicios de atención médica.

¿Qué es e-health?

La e-health, también conocida como salud electrónica o salud digital, se refiere al uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el ámbito de la salud. En sí, engloba una amplia gama de aplicaciones y servicios, que incluyen el uso de dispositivos móviles, la telemedicina, los registros electrónicos de salud, las aplicaciones de seguimiento y monitorización de la salud, la inteligencia artificial y el análisis de datos, entre otros. En pocas palabras, la e-health utiliza la tecnología para mejorar la eficiencia, la calidad y la accesibilidad de los servicios de salud.

A medida que continúe la creación y desarrollo de diversos dispositivos y tecnologías aplicadas, la transformación digital en sanidad y medicina seguirá perfeccionando los sistemas sanitarios. Esto podrá materializarse con la evolución de servicios y procedimientos inadecuados a otros más apropiados. Igualmente en la oferta de soluciones más rápidas, eficaces y económicas, para enfermedades como el VIH o el cáncer. También podrá hacerse realidad con la equiparación de la relación entre profesionales y pacientes.

¿Cómo está revolucionando la e-health al sector sanitario?

En la actualidad, la e-health está revolucionando el sector sanitario de múltiples maneras. En primer lugar, ha mejorado la accesibilidad a la atención médica, especialmente para aquellos que viven en áreas remotas o con acceso limitado a servicios de salud. La telemedicina, por ejemplo, permite a los pacientes consultar a médicos mediante videoconferencias, evitando la necesidad de desplazarse largas distancias. Además, las aplicaciones de seguimiento y monitorización de la salud permiten a los pacientes controlar sus condiciones médicas desde la comodidad de sus hogares, reduciendo la necesidad de visitas frecuentes a los hospitales.

Por otro lado, la e-health está mejorando la eficiencia en la prestación de servicios de salud. Por ejemplo, gracias a la digitalización de las historias clínicas, los registros en papel están siendo reemplazados en gran medida. Tal evolución está facilitando el intercambio de información entre los proveedores de atención médica y reduciendo los errores de medicación y diagnóstico.

Más aún, la Inteligencia Artificial y el análisis de datos permiten identificar patrones y tendencias en grandes conjuntos de datos clínicos, lo que ayuda a los médicos en la toma de decisiones y el desarrollo de tratamientos más precisos y personalizados. Es pertinente destacar que los algoritmos de IA, capaces de analizar historiales médicos, se utilizan para diseñar planes de tratamiento. Del mismo modo, pueden diagnosticar muestras de tejidos cancerígenos y no cancerígenos.

En la misma línea, el análisis de grandes volúmenes de datos de pacientes y la colaboración en línea entre investigadores de diferentes partes del mundo están acelerando el descubrimiento de tratamientos y terapias innovadores. A esto debemos sumar el empleo de dispositivos conectados y sensores inteligentes que facilitan la recopilación de datos en tiempo real, permitiendo una monitorización más exhaustiva y precisa de la salud de los pacientes en estudios clínicos y ensayos.

Otros avances en e-health destacables

Actualmente, la Realidad Virtual está utilizándose en muchas situaciones, desde la formación de futuros cirujanos hasta para la práctica de cirugías por galenos cualificados. Empresas como ImmersiveTouch y Osso VR están desarrollando este tipo de herramientas. Hasta el momento, los resultados permiten estimar amplias perspectivas. Estudios recientes revelaron que cirujanos formados con el apoyo de RV incrementaron su rendimiento general hasta en un 230%. Esto en comparación con sus compañeros con formación convencional.

Por otra parte, los pacientes también obtienen beneficios de la RV para el tratamiento del dolor. Al respecto, varios estudios demuestran que el uso de RV como estímulo disminuye la intensidad del dolor en pacientes con diversos diagnósticos. En particular, de dolor cardíaco, neurológico, gastrointestinal y posquirúrgico.

Por supuesto, no podemos obviar entre los avances de la e-health el desarrollo de la robótica aplicada a la salud. Las terapias de rehabilitación robótica siguen demostrando su capacidad para mejorar la función motora en pacientes con distintas discapacidades físicas y neurológicas. Entre estas, contamos: las lesiones medulares, los accidentes cerebrovasculares (ictus), parálisis cerebral y enfermedad de Parkinson.   

Algunas de las tecnologías robóticas más utilizadas en la rehabilitación son:

  • Exoesqueletos robóticos, colocados externamente en el cuerpo del paciente para suministrar soporte y asistencia en los movimientos.
  • Prótesis robóticas, que sustituyen alguna extremidad del cuerpo que ha sido amputada.
  • Sistemas de rehabilitación de extremidades, que ayudan a los pacientes a efectuar ejercicios específicos que apoyan la recuperación de la fuerza y la coordinación en extremidades afectadas.
  • Interfaces cerebro-computadora, que permiten la comunicación directa entre el cerebro y un dispositivo robótico mediante interfaces, para restaurar la movilidad y la función en pacientes con parálisis.
  • Robots terapeutas, generalmente humanoides, apoyados en Inteligencia Artificial, que interactúan con el paciente para animarle a hacer los ejercicios, como Robic, desarrollado por Inrobics.

¿Qué podemos esperar de la e-health en el futuro?

Como hemos visto en esta breve reseña, la e-health está demostrando su potencial para transformar el sector sanitario en la actualidad. Sin embargo, sus perspectivas para el futuro son aún más apasionantes.

Mientras la tecnología continúe avanzando y se integre cada vez más en nuestra vida diaria, podemos esperar que la e-health desempeñe un papel central en la mejora de la atención médica y la promoción de la salud a nivel global. Veamos algunos ejemplos:

Medicina personalizada y preventiva

Es claro que la e-health permitirá un enfoque más personalizado y preventivo de la medicina. Gracias a los registros electrónicos de salud y la recopilación de datos en tiempo real, los médicos podrán obtener una visión más completa y detallada de la salud de cada individuo.

Esto permitirá la identificación de factores de riesgo y la adopción de medidas preventivas antes de que aparezcan enfermedades. Aparte de eso, los tratamientos podrán adaptarse a las características y necesidades específicas de cada paciente, mejorando así la eficacia y minimizando los efectos secundarios.

Inteligencia artificial y diagnóstico

A decir verdad, la IA jugará un papel crucial en el diagnóstico médico. Los algoritmos de aprendizaje automático podrán analizar grandes cantidades de datos clínicos y médicos para identificar patrones, predecir enfermedades y realizar diagnósticos más precisos. De esta forma, el proceso de diagnóstico será más ágil y permitirá aplicar tratamientos oportunos y efectivos.

Salud digital y dispositivos portátiles

Los dispositivos portátiles y las aplicaciones de salud digital continuarán evolucionando y mejorando. Veremos avances en wearables como smartwatches y sensores corporales que monitorean constantemente la actividad física, la frecuencia cardíaca, el sueño y otros parámetros de salud.

Estos dispositivos serán capaces de detectar y alertar sobre posibles problemas de salud, ayudando a las personas a mantener un estilo de vida saludable y a tomar decisiones informadas sobre su bienestar.

Impresión 3D

Mediante la impresión 3D aplicada a la medicina ya se crean órganos para trasplantes, piel viva y hasta vasos sanguíneos. Muy pronto, esta tecnología será capaz de crear prótesis óseas basadas en tejido formado con material genético del mismo paciente.

Interoperabilidad y seguridad de datos

Por último, la interoperabilidad de los sistemas de información y la seguridad de los datos de salud serán aspectos cruciales de la e-health del futuro. Los esfuerzos para estandarizar y compartir datos de manera segura entre diferentes instituciones y profesionales de la salud permitirán una atención más coordinada y colaborativa.

En este sentido, la protección de la privacidad y la seguridad de los datos de los pacientes serán fundamentales para garantizar la confianza en el uso de la tecnología en el sector sanitario.

Inrobics participa en la evolución de la e-health

Desde nuestro origen como spin-off en la Universidad Carlos III de Madrid, el enfoque de Inrobics ha estado puesto en mejorar las terapias de rehabilitación mediante la robótica. Nuestras propuestas integran IA y robots sociales con el objetivo de mejorar la calidad de vida de pacientes con limitaciones funcionales o neurológicas. En función de ello, nuestra aplicación facilita el control y la configuración de las sesiones con el robot.

Además, proporcionan un panel de control con información en tiempo real para monitorizar el progreso del usuario. Nuestra plataforma cloud permite usar la herramienta en centros de rehabilitación o en el domicilio del paciente, siguiendo un tratamiento personalizado controlado por el terapeuta. Esta es nuestra contribución al desarrollo de la e-health. ¡Solicita una demostración gratuita!