info@inrobics.com
robótica en la rehabilitación

En los últimos años, la robótica ha emergido como una tecnología prometedora en el campo de la rehabilitación. Esta disciplina combina la ingeniería, la ciencia de los materiales y la medicina para desarrollar sistemas y dispositivos robóticos que ayudan en el proceso de rehabilitación de personas con discapacidades físicas y neurológicas. La robótica en la rehabilitación se ha convertido en un área de investigación en rápido crecimiento y ha demostrado tener un impacto significativo en la vida de numerosos pacientes alrededor del mundo.

Anteriormente, la rehabilitación se basaba principalmente en terapias manuales y ejercicios tradicionales, pero la introducción de la robótica ha revolucionado este campo. Los avances tecnológicos han permitido el diseño y desarrollo de dispositivos robóticos sofisticados que pueden realizar tareas específicas y adaptarse a las necesidades individuales de cada paciente.

Ventajas de la robótica en la rehabilitación

Ciertamente, la incorporación de la robótica en los programas de rehabilitación ha brindado diversas ventajas tanto para los pacientes como para los profesionales de la salud. Algunas de estas ventajas incluyen:

  • Precisión y control. Los dispositivos robóticos permiten un control preciso y repetible de los movimientos, lo que facilita la evaluación y el seguimiento del progreso de cada paciente. Además, la exactitud de los ejercicios realizados por los robots ayuda a evitar lesiones adicionales y maximiza los beneficios terapéuticos.
  • Personalización y adaptabilidad. Por otro lado, los sistemas robóticos pueden adaptarse a las necesidades específicas de cada paciente, lo que permite una rehabilitación personalizada y eficiente. En este sentido, los terapeutas pueden ajustar parámetros como la resistencia, la velocidad y el rango de movimiento. Todo ello, para adaptarse al nivel de habilidad y capacidad de cada individuo.
  • Estimulación motora y sensorial. En efecto, los dispositivos robóticos pueden proporcionar una estimulación motora y sensorial adicional durante las sesiones de rehabilitación. Tal capacidad puede ayudar a mejorar la coordinación, el equilibrio y la propriocepción de los pacientes, lo que resulta beneficioso en la recuperación de habilidades motoras perdidas.
  • Feedback y motivación. Los sistemas robóticos suelen estar equipados con interfaces interactivas que brindan retroalimentación en tiempo real sobre el rendimiento del paciente. Esto ayuda a los pacientes a comprender su progreso y los motiva a continuar con el tratamiento de rehabilitación. Precisamente, esta es una de las características de Inrobics Rehab Clinic e Inrobics Rehab Home, las soluciones desarrolladas por Inrobics que se adaptan tanto a centros clínicos como domicilios. La primera está integrada por el robot Robic, modelo Nao con software propio, una aplicación para configurar las sesiones, un sistema de Inteligencia Artificial y un sensor 3D. La segunda cuenta con los mismos componentes pero reemplaza el robot por un avatar virtual. Las soluciones de Inrobics son un ejemplo del empleo de la robótica para la rehabilitación hecho en España.   

Evidencia y resultados de la robótica en la rehabilitación

La aplicación de la robótica en la rehabilitación ha sido respaldada por numerosos estudios científicos. De hecho, la evidencia muestra que el uso de dispositivos robóticos puede mejorar la función motora, la fuerza muscular y la independencia funcional en personas con discapacidades físicas y neurológicas. Entre estas condiciones, tenemos: accidentes cerebrovasculares (ictus), lesiones medulares, enfermedad de Parkinson y parálisis cerebral.

Por ejemplo, puedes consultar el estudio referido en este link sobre rehabilitación asistida con robot para miembros superiores en pacientes con accidente cerebrovascular subagudo. Del mismo modo, se ha observado que la terapia robótica puede acelerar la recuperación, reducir el tiempo de rehabilitación y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Estos resultados alentadores respaldan la integración continua de la robótica en los programas de rehabilitación. Sin duda, dichas prácticas están proporcionando nuevas oportunidades para la recuperación y la superación de las limitaciones físicas.

Ejemplos de dispositivos y aplicaciones de la robótica en la rehabilitación

Actualmente, la robótica en la rehabilitación abarca una amplia gama de dispositivos y sistemas diseñados para asistir y mejorar el proceso de recuperación de pacientes. Estos dispositivos se adaptan a las necesidades específicas de cada individuo y se enfocan en la restauración de la función motora. Igualmente, promueven la independencia de las personas en tratamiento. A continuación, describiremos brevemente algunos de los tipos de dispositivos robóticos más comunes utilizados en la rehabilitación:

Exoesqueletos robóticos

En concreto, estos dispositivos son estructuras mecánicas que se colocan externamente en el cuerpo del paciente para proporcionar soporte y asistencia en los movimientos. Principalmente, los exoesqueletos robóticos se utilizan en casos de lesiones medulares y accidentes cerebrovasculares para ayudar a los pacientes a recuperar la capacidad de caminar, al igual que a mejorar la fuerza y coordinación de las extremidades.

Prótesis robóticas

Las prótesis robóticas son dispositivos diseñados para reemplazar alguna parte del cuerpo que ha sido amputada. Estos dispositivos se conectan directamente al sistema nervioso y utilizan sensores y actuadores para permitir un control y una funcionalidad más naturales. Cabe destacar que los avances en robótica están impulsando logros significativos en el diseño de prótesis, mejorando la movilidad y la capacidad de realizar tareas cotidianas para las personas con amputaciones.

Sistemas de rehabilitación de extremidades

Estos dispositivos se centran en la rehabilitación de las extremidades superiores e inferiores. Pueden variar desde robots industriales adaptados con interfaces especiales hasta dispositivos compactos y portátiles. Estos sistemas ayudan a los pacientes a realizar ejercicios específicos que promueven la recuperación de la fuerza y la coordinación en las extremidades afectadas.

Interfaces cerebro-computadora

Esta interesante opción de robótica para la rehabilitación permite la comunicación directa entre el cerebro y un dispositivo robótico mediante interfaces. Utilizando señales cerebrales captadas mediante electrodos colocados en el cuero cabelludo o directamente en el cerebro, los pacientes pueden controlar dispositivos robóticos con su mente. Esta tecnología se ha utilizado en la rehabilitación de lesiones cerebrales y ha demostrado ser prometedora en la restauración de la movilidad y la función en pacientes con parálisis.

Robots terapeutas

Como en el ejemplo ya descrito de la plataforma Inrobics Rehab Clinic, robot y plataforma permiten personalizar la terapia de movimientos para cada paciente. El humanoide interactúa con el paciente y le anima a realizar los ejercicios. A decir verdad, el terapeuta no será sustituido por el robot, sino que programará y supervisará de manera presencial o remota cada sesión. La actuación del robot busca crear una experiencia lúdica y motivadora para el paciente.

Realidad virtual y juegos terapéuticos

Aunque no son dispositivos robóticos en sí mismos, la realidad virtual y los juegos terapéuticos se han integrado con la robótica en la rehabilitación para hacerla más interactiva y motivadora. Estas tecnologías permiten a los pacientes participar en entornos virtuales que imitan situaciones de la vida real, lo que promueve la práctica de movimientos funcionales y facilita la recuperación.

Ejemplos destacados de aplicación de la robótica en la rehabilitación

  • ReWalk. Este exoesqueleto robótico permite a las personas con parálisis de las extremidades inferiores volver a caminar. Utiliza sensores y motores para detectar los cambios en el equilibrio y proporciona la asistencia necesaria para caminar de forma segura.
  • Bebionic. Esta prótesis de mano robótica avanzada ofrece a las personas con amputaciones una amplia gama de movimientos y una funcionalidad similar a la de una mano humana. En resumen, los sensores integrados detectan los movimientos musculares residuales para controlar los diferentes agarres y movimientos de la mano prostética.
  • RehaMove. Este dispositivo de estimulación eléctrica funcional (FES) se utiliza en la rehabilitación de personas con lesiones medulares, traumatismo craneoencefálico, esclerosis y Parkinson, entre otras. En síntesis, estimula los nervios con corrientes eléctricas mediante electrodos de superficie; esto causa una contracción muscular. El propósito es generar un movimiento funcional en las extremidades deterioradas y entrenar los músculos aunque se haya perdido parcial o totalmente su control voluntario.

Inrobics también está innovando en robótica terapéutica

Como ves, estos son solo algunos ejemplos de cómo la robótica se ha aplicado en la rehabilitación. La lista continúa creciendo a medida que se desarrollan nuevas tecnologías y dispositivos.

Por nuestra parte, en Inrobics estamos innovando en el uso de la robótica para la rehabilitación, mediante un modelo que integra inteligencia artificial y robots sociales para ayudar a personas con limitaciones funcionales o neurológicas a mejorar su calidad de vida. En paralelo, nuestra app permite controlar y configurar la sesión con el robot. Asimismo, ofrece un panel de control con información en tiempo real sobre el desarrollo del usuario. Por si fuera poco, nuestra plataforma está basada en la nube. Esto permite usarla en centros de rehabilitación o en la propia casa del usuario siguiendo un tratamiento personalizado prescrito por su terapeuta habitual.