info@inrobics.com
robótica social asistencial

La robótica social asistencial es un ámbito tecnológico que ha evolucionado rápidamente en los últimos años, lo que permite brindar soluciones innovadoras para mejorar la calidad de vida de las personas. Sobre todo, la de aquellas que necesitan asistencia en su día a día por razones de edad, discapacidad o enfermedad. Los avances en este campo están permitiendo el desarrollo de robots sociales más inteligentes y personalizados, capaces de adaptarse a los requerimientos de cada usuario.

A medida que avanza la tecnología, se espera que el sector siga creciendo, brindando soluciones cada vez más sofisticadas y accesibles. Como veremos, la robótica social asistencial tiene el potencial de transformar la forma en que cuidamos y nos relacionamos con las personas que necesitan asistencia. Esto sigue abriendo nuevas posibilidades para un futuro más inclusivo y humano.

¿Qué es la robótica social asistencial?

En concreto, la robótica social asistencial se enfoca en el desarrollo de robots diseñados para interactuar y asistir a las personas en diversas tareas y actividades, desde el cuidado de la salud hasta la compañía emocional. Dichos robots están diseñados para ser intuitivos y comprensivos, capaces de adaptarse a las necesidades individuales de cada usuario. El objetivo principal es mejorar la calidad de vida de las personas, proporcionando asistencia personalizada y promoviendo la autonomía en quienes lo necesitan.

A día de hoy, los robots sociales son más que máquinas. De hecho, tienen el potencial de influir en nuestras emociones de manera significativa. Precisamente, porque los robots sociales están diseñados para imitar el comportamiento humano. Tienen cuerpos que se mueven y gesticulan como los nuestros, hablan y expresan emociones de formas que nos resultan familiares. ¡Y a menudo se parecen a nosotros! Esta combinación de factores facilita la atribución de características antropomórficas a los robots sociales o que los veamos como si fueran humanos.

Avances en el campo de la robótica social asistencial

En los últimos años, hemos sido testigos de importantes avances en la robótica social asistencial. Uno de los más destacados es el desarrollo de robots de compañía que brindan apoyo emocional a personas mayores o que sufren de soledad. Estos robots están provistos con capacidades de reconocimiento facial y de voz, permitiendo establecer interacciones más naturales.

Además, los robots asistenciales están siendo utilizados cada vez más en entornos de atención médica. Por ejemplo, en hospitales y centros de rehabilitación, los robots pueden ayudar en la terapia física y ocupacional, guiando a los pacientes en ejercicios específicos y brindando retroalimentación en tiempo real. También se utilizan en el cuidado de personas con enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer, ayudando a recordar tareas diarias, como la medicación.

En este sentido, el desarrollo de robots capaces de interactuar con las personas de forma más natural e intuitiva es una realidad gracias a los avances en inteligencia artificial, aprendizaje automático y procesamiento del lenguaje natural. Por ejemplo, ahora los robots son capaces de reconocer las emociones humanas. Más aún, pueden responder a órdenes en lenguaje natural y entablar conversaciones de una forma más parecida a la humana.

Además, el desarrollo de robots más asequibles y accesibles está siendo más factible mediante el uso de nuevas técnicas de fabricación y el desarrollo de plataformas de software de código abierto. Como resultado, tales unidades están cada vez más a disposición para usarlas en diversos entornos, como hogares, escuelas y hospitales.

Nuevos modelos de robots sociales

Evidentemente, la investigación y desarrollo en robótica social asistencial están dando lugar a nuevos modelos de robots con capacidades mejoradas y adaptadas a diferentes necesidades de los usuarios. Algunos ejemplos incluyen:

  • Robots humanoides. Estos robots están diseñados para tener una apariencia y movimientos similares a los humanos, lo que facilita la interacción y la comunicación con las personas. En este sentido, pueden realizar tareas como el acompañamiento, la asistencia en la movilidad y la ayuda en las tareas domésticas.
  • Robots de asistencia personalizada. Estos robots tienen como objetivo proporcionar asistencia específica para cada individuo. De hecho, son capaces de adaptarse a las preferencias y necesidades del usuario, proporcionando recordatorios personalizados, programación de medicamentos y ayuda en actividades diarias.
  • Robots sociales móviles. Estos robots tienen la capacidad de moverse de manera autónoma por el entorno, lo que les permite brindar asistencia en diferentes lugares y situaciones. Por eso, tienen utilidad en entornos de atención médica, residencias de ancianos o incluso en hogares particulares.

Ejemplos actuales de robótica social asistencial

He aquí algunos ejemplos concretos de robots sociales asistenciales que se utilizan actualmente:

Paro

Esta es una foca robótica que se utiliza para hacer compañía a ancianos y personas con demencia. Algunos estudios demuestran que Paro reduce el estrés, la ansiedad y la soledad en estos casos.

El primer prototipo fue creado en 1993, en el Instituto de Investigación de Sistemas Inteligentes de Japón AIST y actualmente lo desarrolla la empresa PARO Robots.

Buddy

Desarrollado por la empresa francesa Blue Frog Robotics, este compañero robótico puede ayudar a las personas con trastorno del espectro autista. Promocionado como un “robot emocional”, este dispositivo versátil y multipropósito cuenta con una personalidad atractiva, ideal para asistir a adultos mayores que viven solos. Además, se ha demostrado que Buddy ayuda a desarrollar habilidades sociales, mejora la comunicación y reduce la ansiedad de las personas autistas.

Pepper y Nao

Desarrollados por Aldebaran United Robotics Group y distribuidos en España por Inrobics, Pepper y Nao crean fácilmente un vínculo de empatía con los pacientes. Esto es posible gracias a su estética llamativa, su tamaño menudo, y a su aspecto y comportamiento humanoides.

En particular, Nao está demostrando su capacidad para mejorar las terapias de rehabilitación y ofrecer herramientas adicionales al personal sanitario. De hecho, permite realizar actividades basadas en la imitación y series de ejercicios muy útiles para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Por su parte, Pepper puede suministrar instrucciones sencillas e individuales para actividades como el ejercicio y permite procesar y compartir los resultados médicos con los profesionales de la salud. También cuenta con una función de telepresencia que permite a los ancianos estar en contacto permanente con sus familiares y amigos.

En general, ambas unidades generan datos objetivos reales destinados al análisis del historial médico de los pacientes facilitando la mejora de la calidad de la atención sanitaria. Sin duda, todos estos desarrollos son una muestra representativa de los avances de la robótica social asistencial en la actualidad.

Hacia dónde va el sector

El sector de la robótica social asistencial está experimentando un crecimiento exponencial y se espera que continúe expandiéndose en el futuro. A medida que avanza la tecnología, seguramente los robots sociales serán más inteligentes, intuitivos y capaces de brindar una asistencia aún más personalizada.

Además, el desarrollo de algoritmos de aprendizaje automático y la inteligencia artificial permitirán a los robots sociales comprender y adaptarse mejor a las necesidades individuales de las personas. Esto significa que podrán anticiparse a las necesidades, ofrecer recomendaciones personalizadas y adaptarse a los cambios en las preferencias y capacidades de los usuarios.

En términos de aplicaciones futuras, se espera que los robots asistenciales desempeñen un papel cada vez más importante en el cuidado de personas mayores. Igualmente, apoyarán más en la rehabilitación y el soporte en entornos de atención médica. Además, también ampliará su aplicación en la educación especial, el cuidado infantil y la interacción social en general.

La revolución de la robótica social asistencial

En Inrobics, somos parte de esta revolución de la robótica social asistencial porque proponemos y desarrollamos un innovador modelo de rehabilitación que emplea inteligencia artificial y robots sociales para apoyar a personas con limitaciones funcionales o neurológicas. ¡Contáctanos para tener más información sobre nuestras terapias y solicitar una demostración gratuita!